1/24

(wilaqawrani, wila=rojo, sangre; qawra=llama; ni=pertenencia o del lugar)

 

El sitio se localiza en la comuna de Putre, a unos 5 kilómetros al oeste del pueblo de Putre, a una altura  de aproximadamente 3.500 msnm. Su acceso es por un sendero tropero quebrada abajo pasando por aéreas de antiguas chacras, acequias y corrales. El alero de Vilacabrane conserva con gran dificultad un conjunto de pictografías que por sus características son exclusivas para la sierra ariqueña.

 
 
 

Las pictografías se han conservado en entornos naturales que les ha dado protección frente a las variables climáticas, pues son de fácil deterioro. Los escenarios que han resultado favorables para su ejecución han sido las cuevas y aleros presentes en el paisaje geográfico de la Región, especialmente en la costa y serranía precordillerana.

Panorámica desde el interior de la cueva hacia el sur mostrando una tranquila ensenada, protegida de los vientos del suroeste. Es el lugar donde se puede "saltar" a tierra e incluso, había un "saltadero" o pequeño muelle ya destruido, desde donde se podía embarcar a pequeñas embarcaciones.

Es destacable la representación de una figura de pez en pigmentación roja, que se interpreta como un posible cetáceo o pez "de altura", y que aparece comúnmente por el borde costero sorprendiendo a los pescadores. Este patrón se figura de pez se repite en la expresión geoglifos en el interior del continente y en ambiente muy diferente a su origen.

El sitio actualmente suele ser utilizado como baño por los visitantes.

Panorámica desde el interior de la cueva hacia el sur mostrando una tranquila ensenada, protegida de los vientos del suroeste. Es el lugar donde se puede "saltar" a tierra e incluso, había un "saltadero" o pequeño muelle ya destruido, desde donde se podía embarcar a pequeñas embarcaciones.

1/12

Al igual que las pictografías de los sitios costeros vecinos de más al norte -La Capilla- y más al sur -Camarones-, se registran en ambientes de cuevas poco profundas, salvo las de La Capilla, que están expuestas al permanente impacto del viento, al alto índice de humedad ambiental y, a la permanente secuela de la actividad sísmica. Se agrega el impacto antrópico, afectando directamente la conservación no solo de las pictografías sino también, su entorno inmediato, como sucede con el o los piso ocupacionales.

1/14

En pleno corazón  de la sierra de Huaylillas, podemos  observar evidencias  de  antiguas pictografías como testimonio de ocupaciones  temporales  de cazadores y pastores andinos. El escenario, por el borde oriental de la serranía, registra bajas derivaciones en la  topografía originándose aleros o viseras rocosas lo que permitió a los pastores y/o cazadores, cobijarse temporalmente.